Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Clásicos en Alcalá’ Category

Ir con la verdad por delante no siempre es fácil. Pero vivir en un mundo de apariencias y engaños, es más complicado todavía.

Kamikaze Producciones vuelve a sorprender con la puesta en escena de una versión libre del Misántropo de Molière. Este misántropo vive en el tiempo actual, un tiempo de hipocresía, de caras buena por delante y puñaladas por detrás. Un tiempo en el que una fiesta cualquiera puede convertirse en el más cruel de los recuerdos de que la vida en compañía necesita de mentiras para poder ser soportada.

Kamikaze Producciones se caracterizan por el riesgo, la valentía y la involucración de todos sus miembros en la producción, algo que se nota en puestas en escena como la de Misántropo, que pasa de la risa al drama casi trágico en cuestión de minutos para dejar a los espectadores casi en shock al terminar la obra. Si al terminar la obra sentís que os tiemblan las piernas y que no tenéis palabras, es normal: a otros ya nos ha pasado antes.

La parte trasera de una fiesta pone al descubierto las miserias de unos protagonistas que basan su vida en las falsas apariencias. Una puesta en escena poderosa da pie al brillo de los actores, esas sombras de seres humanos con los que Alcestes se niega a convivir. Bofetadas de realidad en un callejón maloliente y sin salida.

Read Full Post »

¿Es una locura hacer referencias a Van Damme o a Alfredo Landa en una obra de Shakespeare? Igual sí, pero esa es la grandeza del teatro.

Atreverse a jugar con un texto clásico no es fácil. El resultado no tiene por qué ser bueno. Pero los clásicos están vivos, y están ahí para que juguemos con ellos, los actualicemos y los reinterpretemos. La representación de La tempestad de Shakespeare que lleva a cabo la compañía gallega Voadora es un ejemplo. En Alcalá se ha podido ver dentro de los Clásicos en Alcalá 2014 (sábado 28 y domingo 29, en el Corral de Comedias). El resultado es una obra que combina el respeto (hasta cierto punto) por el texto original de Shakespeare, música y actuaciones en directo, performances, pequeños sketches de humor, teatro dentro del teatro y un toque importante de irreverencia. Una representación que en un momento dado se llega a parar para que uno de los actores termine diciendo “nos estamos flipando mucho con Shakespeare, pero esto está mal escrito” tiene todo mi respeto.

La obra sobre las relaciones familiares en un ambiente mitológico que escribió el bardo británico no es uno de sus textos más conocidos, ni posiblemente uno de sus mejores trabajos. Y precisamente por eso, reinterpretarlo y adaptarlo al mundo actual es casi un deber, más que respetarlo palabra por palabra. En este caso, la representación que lleva a cabo esta compañía de teatro se la juega, hace un salto mortal, implica al espectador y cuenta con su inteligencia para poder seguir una historia que al principio desconcierta pero en la que te terminas adentrando gracias a buen hacer y a las metarreferencias (muy fan de que uno de los actores salga a escena con una camiseta de Kenneth Branagh, ese gran adaptador de Shakespeare, o la reivindicación de la libertad de expresión implícita en un momento de la obra).

Porque los clásicos no están muertos, y el espíritu de Shakespeare sigue vivo 450 años después. Incluso a través del jazz, el rock o las risas en medio del drama.

Read Full Post »

Muy interesante la exposición que se puede visitar hasta el 13 de julio en el Antiguo Hospital de Santa María la Rica dedicada a la trayectoria del diseñador de alta costura Lorenzo Caprile y su trabajo para el mundo del espectáculo. En ella se puede contemplar una colección de más de una treintena de trajes diseñados para compañías de teatro clásico. También recoge algunas creaciones que, sin ser propiamente para teatro, están vinculadas con el espectáculo, como el traje de boda de El lobo de Wall Street, el que Penélope Cruz lleva en Manolete o el traje de novia de Clara Lago en Ocho apellidos vascos, además de uno de los vestidos que ha lucido Anne Igartiburu en las campanadas.

 

Read Full Post »

La Joven Compañía Nacional de Teatro Clásico pone en escena la divertida comedia de enredos La noche toledana. Una posada, varios huéspedes, muchas puertas que se abren y se cierran, personajes en busca del amor y el buen hacer de Lope de Vega y tenemos una obra muy entretenida, que consigue arrancar las carcajadas del público y que da mucho juego a unos actores entregados a la causa.

La puesta en escena es ágil, con cambios de decorado rápidos gracias a unas cajas a modo de puertas o paredes. La música acompaña los cambios de escena y mantiene al espectador en la dinámica de la obra. El elenco actoral, todo él joven, con vigor y energía, mantiene con pulso el ritmo de los lances escénicos. ¿Y el argumento? Imposible resumirlo. Digamos solo que la noche toledana da para muchos enredos, equívocos y momentos divertidos. El amor (y los celos) es el verdadero protagonista de esta obra llena de confusiones que terminan como es de esperar.

Divertida y muy recomendable si se quiere disfrutar del buen teatro de siempre adaptado al público y a los actores de hoy y de mañana. Como muchas de las obras que se están viendo estos días en los Clásicos en Alcalá, pasará por el festival de Almagro. Si pueden, no duden en ir a verla.

Read Full Post »

Trasladar un texto clásico a nuestros días siempre es compliado. Y más si se pretende hacer referencias a la actualidad. La versión que la Compañía Teatral Culturarts Generalitat lleva a cabo de Rey Lear queda coja. Hay algo que patina. Quizá sea la referencia inicial a 2013 (“el fin de la democracia”, ponen en una pantalla gigante que sirve durante toda la representación a modo de decorado cambiante que nos traslada a diferentes entornos). O las canciones de época reciente (con voz y parte de instrumentación en directo). O el vestuario moderno. O un casette en escena cuando supuestamente estamos en 2013.

Para ser una tragedia, una de las grandes obras de Shakespeare, el público no llega a conmoverse como en otras ocasiones. Solo Lear provoca alguna reacción de compasión y lástima, ese loco cuerdo al que las hijas que pensaba que más le querían le terminan repudiando y traicionando. Mientras se van sucediendo las escenas con la sola interrupción de la música en directo, que ayuda a hacer más terrible y repugnante una escena de tortura o indica que se acercan los franceses, los actores muchas veces quedan en el escenario sin que su personaje entre en acción durante un buen tiempo.

El Rey Lear que se ha visto en el Teatro Salón Cervantes en el Festival de Clásicos de Alcalá es una versión que quiere apuntar a las entrañas del espectador pero que en algunos momentos peca de ambiciosa.

Read Full Post »

En la misma época en la que Calderón de la Barca escribía La vida es sueño, su imaginación también dio origen a La dama duende, una comedia de capa y espada del más puro sabor castellano, una de esas obras tan del gusto de la época, con enredos, momentos para la risa, para la reivindicación del honor y con final feliz en el que, milagrosamente, todo queda resuelto en un momento y todos contentos.

La versión que presenta Producciones Faraute y que ha estrenado en el Teatro Salón Cervantes dentro del Festival de Clásicos de Alcalá cuenta con algunas caras conocidas para el público televisivo (como Marcial Álvarez o Diana Palazón) y la dirección del veterano Miguel Narros, recientemente galardonado con el premio Fuente de Castalia. Casi dos horas y media de representación se terminan haciendo algo largas especialmente en el tramo central. Sin embargo, llama la atención cómo un texto que se escribió en el siglo XVII (convenientemente adaptado) todavía puede arrancar las carcajadas del público.

Destacan la buena interpretación de los actores y la puesta en escena realista, en la que se juegan con diferentes escenarios gracias a un sencillo cambio de la decoración de la habitación en la que se encuentran los personajes. La dama duende nos recuerda un tema recurrente en Calderón como el libre albedrío, aquel que sus hermanos niegan a Ángela por el encierro al que le obligan tras haber quedado viuda. La joven consigue entrar en la habitación del invitado que se aloja en su casa, pero se hará pasar por un duende para no ser descubierta.

A pesar de que le sobran minutos, recomendable para los aficionados al teatro clásico español.

Read Full Post »

No sé la razón de la sinrazón que a mi razón aqueja (Lope de Vega)

clasicosDel 12 al 30 de junio, Alcalá vuelve a llenarse de clásicos. Esa literatura que nunca muere, que sabes que siempre está ahí y que nunca te va a defraudar. Las obras de Shakespeare, Lope de Vega, Calderón de la Barca… vuelven a cobrar vida. El recorte en el presupuesto se nota en la menor cantidad de espacios destinados a las representaciones, pero se mantiene la cantidad de obras en el Teatro Salón Cervantes, el Corral de Comedias y las representaciones en el patio de la sede del Instituto Cervantes.

Es difícil destacar obras entre las que vienen este año sin haberlas visto. Pero me parece un programa bastante variado, con protagonismo de Shakespeare, varias piezas de Lope, de Calderón, y menos Cervantes que otras veces. De nuevo, varias de las obras serán estrenos absolutos, en otras ocasiones será la primera vez que se vea en la Comunidad de Madrid, y muchas de ellas irán después al festival de Almagro y allí recibirán mucha más atención que aquí. Es curioso cómo un festival que podría estar a la altura del de Almagro no tiene casi repercusión fuera de Alcalá. Nunca lo entenderé.

Yo ya he hecho mi selección. Espero no faltar a La dama duende, El rey Lear, A secreto agravio, secreta venganza, La noche toledana, De amor y lujuria, El caballero de Olmedo y Las amistades peligrosas (y tengo varias más dudosas). Y eso después de eliminar muchas otras que también me apetecían. Me tiran los clásicos, no hay remedio. Daremos cuenta en este blog de todo lo que vaya dando de sí este año el festival.

Para más información, la web de los Clásicos en Alcalá, su página de Facebook y su cuenta de Twitter.

Read Full Post »

Older Posts »