Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Academia del Verso’

(Crítica del Don Juan en Alcalá 2012: memoria amarga de mí)

Ya han comenzado los ensayos para la cita teatral complutense del año, el Don Juan en Alcalá, que este año se hará bajo la dirección de Jorge Muñoz. El cambio de director (Juan Polanco había sido el encargado de las tes últimas versiones del Tenorio alcalaíno) hace prever cambios también en la puesta en escena de la representación de este año.

Las funciones tendrán lugar, como es habitual, en la Huerta del Obispo los días 1 y 2 de noviembre (jueves y viernes) a las 19.00 horas.

Este año, Don Juan será Cristóbal Suárez (Amar en tiempos revueltos) y Doña Inés estará encarnada por Sara Rivero (Bandolera). Carolina Solar será Doña Brígida y Chema de Miguel, el Comendador. El resto del equipo artístico y técnico estará formado por los integrantes de la alcalaína Academia del Verso, como ya ocurrió el año pasado.

Todavía no se conocen más detalles sobre la versión de este año de la mayor representación teatral al aire libre que se hace en España y que este año cumple ni más ni menos que su 28ª edición. Lo que sí llama la atención es la falta de alguna cara más conocida en el reparto, algo que ya se había convertido casi en una tradición. Cuando vayamos conociendo más detalles, seguiremos informando en este blog, donde haremos un amplio seguimiento del Don Juan en Alcalá.

Read Full Post »

Como parte activa del decorado, arropando a los protagonistas y tomando la voz interpretando en grupo al escultor.

Todo sobre el Don Juan en Alcalá

Read Full Post »

Posiblemente, la XXVII edición del Don Juan en Alcalá será recordada como aquella en la que escuchamos el “No es verdad, ánge de amor” con la voz que asociamos a Bruce Willis, la voz de Ramón Langa. Posiblemente. Pero no sería justo. Si por algo tendría que ser recordada esta edición de la representación multitudinaria (ya no itinerante, como era en los inicios) del Tenorio complutense como la edición de la Academia del Verso. Hacía tiempo que no se escuchaba en Alcalá un Tenorio tan bien recitado. Aun así, la sensación que me ha dejado es de quedarme a medias. De haber visto algo bueno pero no excelente.

Con sus pros y sus contras en la propuesta escénica de este año, Don Juan ha vuelto a subir un par de peldaños de los tres o cuatro que el año pasado bajó de golpe. La apuesta por la vuelta a los orígenes del teatro dio algo más de fuerza visual a la puesta en escena, con la presencia de prácticamente todo el reparto sobre las tablas en todo momento y participando sutilmente en la acción.

Del Don Juan itinerante que nos llevaba recorriendo el casco histórico en los comienzos del Don Juan en Alcalá ya no queda apenas nada. Juan Polanco ha preferido este año ahorrar al público el desplazamiento por la Huerta del Palacio Arzobispal utilizando tres escenarios situados en un mismo lado de las murallas, por lo que prácticamente desde cualquier parte se podía seguir toda la representación sin moverse. Personalmente, prefiero algo de movimiento y un mayor aprovechamiento del decorado natural. Con recursos mucho más artesanos para el decorado que en anteriores ediciones, donde se apostó por las proyecciones en el fondo de la escena, los propios actores eran los encargados de recrear el mobiliario en algunos momentos.

En cuanto al aspecto actoral, comprobamos que se ha dado mayor protagonismo al conjunto del reparto. Incluso algunos personajes fueron representados por varios componentes del coro sin que desentonara demasiado con el conjunto de la obra. Destacó una Doña Inés comedida y bien interpretada por Lidia Palazuelos, y una Brígida diferente a las que estamos acostumbrados, más joven y algo menos alcahueta, pero en la que Karmele Aramburu demostró, como ya hizo con Doña Inés hace un par de años, la gran actriz de verso que es.

Dejamos a un lado a Don Juan. Ramón Langa exagera. Exagera siempre. Al poner voz a héroes de acción, la exageración queda como anillo al dedo. Pero al hacer de Don Juan Tenorio…, la sobreactuación vocal sobraba en muchas ocasiones. Igual fue percepción mía solo, pero en los aplausos finales creo haber notado menos intensidad al aparecer Langa que en otras ocasiones. Aun así, el descalabro pudo haber sido mayor, y supo salvarse por los pelos, cual Tenorio arrepintiéndose de sus pecados en el último suspiro.

Quizá no será un Tenorio recordado durante años, pero ha sido un Tenorio decente y, sobre todo, coral. El recuerdo que me queda es agridulce: vimos grandes escenas y otras muy desaprovechadas (de nuevo, la elección del papel de Don Juan no fue la mejor). Pero queda la confirmación de que la Academia del Verso es uno de los mejores proyectos culturales de la ciudad complutense.

Todo sobre el Don Juan en Alcalá

Read Full Post »